jueves

Poetas del 15 de Mayo






http://poetasdel15demayo.blogspot.com/


¡Luchemos con la palabra!

3 comentarios:

azpeitia dijo...

Ya he entrado a formar parte de tu grupo...una hermosa iniciativa...un abrazo de azpeitia

Anónimo dijo...

Hola Julia, ha llegado a mis manos por casualidad y en forma de regalo su libro " Barco de papel en clave de la" Tras superar una fina barrera de prejuicios sobre un poemario de una desconocida ,para mí, poetisa cordobesa , me he dado cuenta de que escribe usted maravillosamente. Me ha sorprendido gratamente descubrir su literatura, ni que decir tiene que soy fácil de impresionar a mis 18 años. La remitente de este inmejorable regalo,un libro, ha sido la madre de un amigo, se llama Maria Jesús Avellano, trabaja con su padre en Telefónica,tal vez la conozca. A través de ella quiero hacerle llegar este libro para que usted me lo dedique. Mi nombre es José Ángel. Quisiera saber si ha publicado otros libros para poder adquirirlos, un saludo de un muy posible futuro fiel seguidor. Le dejo mi correo por si desea responderme: se_jose7_92@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hola Julia, ha llegado a mis manos por casualidad y en forma de regalo su libro " Barco de papel en clave de la" Tras superar una fina barrera de prejuicios sobre un poemario de una desconocida ,para mí, poetisa cordobesa , me he dado cuenta de que escribe usted maravillosamente. Me ha sorprendido gratamente descubrir su literatura, ni que decir tiene que soy fácil de impresionar a mis 18 años. La remitente de este inmejorable regalo,un libro, ha sido la madre de un amigo, se llama Maria Jesús Avellano, trabaja con su padre en Telefónica,tal vez la conozca. A través de ella quiero hacerle llegar este libro para que usted me lo dedique. Mi nombre es José Ángel. Quisiera saber si ha publicado otros libros para poder adquirirlos, un saludo de un muy posible futuro fiel seguidor. Le dejo mi correo por si desea responderme: se_jose7_92@hotmail.com

Humildad


Frenen ustedes sus corazones

y déjenlos con un suave tic-tac.

Ahora vacíen su ajetreada mente,

cierren la boca y bajen las cejas.

Desinflen el pecho,

miren a los ojos viendo al otro

y no a sí mismos.

Bajen su altura si son altos

y no se estiren los bajitos.

Imagínense ahora

que son otros quienes dicen vuestras palabras.

Otros de pecho hinchado

y corazón furioso

y voz altiva

y altaneros.

Y siéntanlos estúpidos.

Creídos ególatras que no merecen ser escuchados.

Comprendan lo poco que enseña la fanfarronería

porque cuando uno se crece

incluye un otro empequeñeciendo.

Y ahora abran la boca

y pongan en marcha sus corazones,

si siguen ajenos a la humildad,

no malgasten el tiempo de nadie.


Julia Carú

Libro de las reencarnaciones. E. Maldomado.

Libro de las reencarnaciones. E. Maldomado.